• Lorena Gonzalez

5 Consejos de la Mente para Bajar de Peso

Updated: Feb 16


La dieta del yoyó


Sí, tienes razón. Todos sabemos que nuestro peso, forma y tamaño cambian por lo que comemos. Las dietas cambian nuestra apariencia física mientras las seguimos. Pero luego tiramos todos nuestros esfuerzos por la ventana cuando creemos que estamos cerca, o que ya hemos logrado nuestro objetivo, y comenzamos a regalarnos golosinas.


Empezamos a decir cosas como: "Es sólo una comida fuera de la dieta, no pasa nada", "Es una ocasión especial, lo compensaré mañana", "Por una vez no pasa nada", etc.


Lenta, pero ciertamente, emprendemos el camino de regreso a nuestros malos hábitos alimenticios y, antes de darnos cuenta, nos encontramos de nuevo en el punto de partida, o incluso más lejos de nuestro objetivo original. Y otra vez nos ponemos a dieta.


Eso sí, ahora nos aseguramos de que elegimos la crème de la crème de las dietas, la que ha funcionado para la última famosa o de la que nuestros amigas hablan maravillas. Y el yo-yó comienza a rodar una vez más.


Es por eso que las dietas fracasan y sólo con la dieta nunca conseguiremos el peso que soñamos.


Puedes hacer mi Type of Eater Quiz y recibir consejos en base a tus resultados.


La dieta mental


Sin embargo, si cambiamos nuestra relación con la comida, tendremos el control de lo que nos llevamos a la boca para alcanzar y mantener un peso saludable por siempre. Y nuestra relación con la comida cambia sólo por lo que pensamos.


Mira, nuestra mente inconsciente está obligada a actuar de manera acorde con nuestro pensamiento. Y nuestro pensamiento está determinado por las palabras e imágenes que ponemos en nuestra mente.




Si fijas en tu mente palabras como 'los perros son bestias feroces' con imágenes de lobos en una cacería, tendrás miedo de los perros. Si, por el contrario, las palabras e imágenes en tu mente describen a los perros como compañeros juguetones, leales y protectores, entonces celebrarás su existencia.


Pensar antes de comer


Lo mismo es cierto en referencia a tu peso. Si pones en tu mente palabras e imágenes que significan que la tarta, el chocolate o las patatas fritas te dan amor, satisfacción y entretenimiento, por supuesto que tu mente te hará comer eso por encima de cualquier otra cosa.


Y tu cuerpo no puede hacer nada más que responder ganando peso porque está rotundamente en desacuerdo con recibir comida basura sin ningún valor nutricional. Así que ahora puedes entender cómo y por qué cambiar lo que piensas se antepone a cambiar lo que comes.


Entonces, ¿cómo cambio mis pensamientos?


Buena pregunta. Y aquí es donde entran en juego 5 de las reglas de la mente.


1. Pon a la vista fotos de cuando estabas en tu peso ideal. Inunda tu mente con imágenes de lo que quieres lograr para que reciba el mensaje de que ésta es su misión.


2. También, pon fotos de comidas sanas y actividades físicas que te gusten. No a todo el mundo le gusta el gimnasio, tal vez bailar o dar un paseo a paso ligero sea más lo tuyo. Así que pon estas imágenes para que tu mente entienda que así es como la persona en la imagen anterior vive y se comporta.

3. Además de mostrar estas imágenes, dile a tu mente con exactitud y precisión lo que deseas, para que no haya lugar a interpretaciones erróneas. Cada vez que mires las fotos, dile a tu mente: "Quiero ser una talla 36, quiero verme genial en mi vestido, quiero elegir alimentos más sanos, quiero caminar o correr con regularidad, y disfruto a tope siendo el nuevo yo'.


4. Haz lo familiar indiferente y lo indiferente familiar. A la mente le encanta todo lo que es familiar o conocido. Si lo que le resulta familiar es ver la película por noche con un paquete de patatas fritas de tamaño familiar y una tableta de chocolate, eso es lo que pide la mente. Pero tú tienes el poder de cambiar eso y familiarizarte con el hábito de sentarte a ver una película comiendo una manzana.


5. Tu mente hace todo lo posible para alejarte del dolor y acercarte al placer. Así que vincula placer a lucir genial probándote ropa nueva o en la playa y recuerda a tu mente cuáles son los alimentos que te ayudan a alcanzarlo. Si te sientes estresada, relaciona y recuerda a tu mente que hablar con una amiga o salir a caminar o ir a un masaje son las cosas que realmente te ayudan a sentirte mejor, mientras que la pizza y el chocolate te hacen sentir que fracasaste y rechazarlos te da placer.


Cuando das órdenes específicas a tu mente y le dices exactamente lo que quieres, lo que eliges hacer y cómo eliges sentirte, eso es exactamente lo que te dará, porque la mente emocional gobierna sobre la mente racional. Es por eso que la fuerza de voluntad por sí sola te sigue fallando una y otra vez y terminas dando vueltas de dieta en dieta como un yo-yo por siempre en lugar de alcanzar y mantener tu peso deseado de una vez por todas.


Si quieres más consejos sobre tu relación con la comida,

haz mi Type of Eater Quiz (en inglés)

y recibe tips en base al tipo de comedor que eres.



10 views

*Results cannot be guaranteed, moreover, results from individual testimonials are for reference only and your own personal experience may differ to those shown.

  • Facebook
  • Instagram
  • Pinterest

© 2020 by Lorena Gonzalez