• Lorena Gonzalez

Cómo Mejorar la Autoestima para una Buena Relación de Pareja




Dado que la autoestima es la manera en que te sientes acerca de ti misma en relación a tu inteligencia, personalidad, apariencia y éxito, puede tener un profundo efecto en todas tus relaciones, especialmente en la relación con tu pareja o en tus posibilidades de encontrar la adecuada para ti.


Si sientes, y por lo tanto crees, que no eres tan guapa, atractiva, sexy, inteligente, inteligente, atrevida, ingeniosa, entretenida, sociable, afortunada, exitosa, ambiciosa, o lo que sea, como las demás, entonces tus posibilidades de encontrar el amor y construir una buena relación de pareja están condenadas.


De la misma manera, si le das más importancia a lo que los demás piensan o esperan de ti, o a lo que tú asumes que ellos piensan o esperan de ti, en lugar de lo que tú crees de ti misma, entonces vas a estar constantemente, y sin éxito, persiguiendo fantasmas y criticándote a ti misma.


No puedes ser dos personas. No puedes ser tú y la persona que la gente espera que seas o la persona como la que quieres ser. Todos somos únicos y tú también eres única. Entonces, ¿cuál eliges ser? ¡Elígete a ti!



Cómo la autoestima afecta a tu relación


Ya sea que estés en una relación o buscando una pareja, tu nivel de autoestima determinará el tipo de pareja que encuentres y la calidad de tu relación.


Si estás en una relación y tienes baja autoestima, puedes temer perderlo por otra mujer más atractiva, inteligente, sociable, exitosa... estás viviendo en una incertidumbre eterna que enloquecería a cualquiera y puede hacerte sentir celosa e insegura, lo que lleva a discutir o a ser sumisa. E incluso cuando eliges participar en una discusión rabiosa, terminarás disculpándote en sumisión para que la relación siga adelante.


Por otro lado, si buscas pareja, puede que sientas que no eres bonita, inteligente, divertida o que no tienes la suerte de encontrar al hombre adecuado para ti. Y porque esto es lo que crees, esto es lo que obtendrás - un hombre que no aprecia tu belleza, tu ingenio y tu desparpajo.




Y, si aceptas a este hombre (porque crees que nadie más te querrá), entonces te encontrarás en la situación anterior, como una mujer que está en una relación impulsada por el miedo a perderlo. Y lo peor es que, aunque no estés contenta en la relación, harás todo lo que esté en tu mano para que siga funcionando.


Pero el miedo no es en lo que se basa una verdadera relación amorosa. Y tú quieres una buena relación de pareja, ¿no? ¿Alguna vez te has preguntado por qué siempre conoces al mismo tipo de hombre, o por qué tus relaciones sólo duran unos meses, o por qué siempre tienes las mismas discusiones? Sigue leyendo y averígualo.


1.- El pedestal


Debido a que tienes baja autoestima, piensas grandiosamente de tu pareja. Puedes ponerlo en un pedestal y mantenerlo allí sin importar cuántas veces te decepcione o empequeñezca, poniendo excusas para él, sus acciones y la forma en que te trata. "Oh, es un gran hombre, excepto a las 7 de la tarde cuando llega a casa y me golpea."


En tu opinión es un gran partido, es el mejor que jamás has tenido y quieres mantenerlo a tu lado a pesar de todo.


Si este es el caso, tu baja autoestima te ha llevado a buscar relaciones abusivas y este es un tema específico que cubriré en otro post.


Así que supongamos que es un gran tipo que merece un pedestal, siempre atento a ti y tus necesidades. El problema es que no te sientes lo suficiente, no te sientes merecedora de su atención.


Y no fue él quien se registró para la posición de pedestal, ¡tú lo pusiste ahí! ¿Te imaginas estar bajo la presión de tener que rendir siempre al 110%? ¿Quién se ofrecería para eso? Incluso si fueras una atleta sabrías que no siempre vas a estar en tu mejor momento y que no siempre puedes ganar la medalla de oro.


2.- La dadora...


Porque no sientes que eres suficiente, tienes que demostrar de alguna manera que lo eres. Toda tu vida gira en torno a él y sus necesidades. Tú te conviertes en nada y él se convierte en todo. Tus necesidades son las últimas en tu lista de prioridades y lo único que te importa es asegurarte de que él sea feliz, esté contento y no te deje.

Esta táctica puede resultar contraproducente.


Si él tiene sus propios problemas de autoestima, puede estar buscando una madre en su pareja, lo que obviamente resultaría en una relación malsana en la que tú eres la cuidadora y hay falta de sexo o no hay sexo en absoluto porque no se supone que debas tener sexo con tus padres.


Pero si él es un hombre sano, sentirá que lo estás criando y rechazará o evitará esta tendencia tuya. Por supuesto, desde tu punto de vista, cuando rechaza o ignora tus esfuerzos, te demuestra que no te aprecia, o que necesitas hacer aún más.


No hace falta decir que esto conlleva un precio. No puedes ser una dadora eternamente, sino que te quedarás agotada porque no estás expresando tus necesidades y haciendo que se satisfagan tus necesidades.



Te has convertido en una persona complaciente pero, al mismo tiempo, te estás volviendo dependiente o necesitada porque no te aseguras de que tus propias necesidades sean satisfechas.


3.- La esquina de castigo


Eventualmente, el resentimiento crece y las discusiones se suceden. Ahora, ha pasado del pedestal a la esquina de castigo. La relación se ha convertido en una de crítica, culpa y juicio porque él no satisface tus necesidades.

Lo subiste a un pedestal y no está cumpliendo con tus expectativas. Incluso puedes discutir sobre las cosas más insignificantes, como la forma en que siempre deja su chaqueta en el sofá cuando llega a casa. Cuando te metes en una discusión acalorada, puede que más tarde te arrepientas de lo que dijiste y te sientas aún peor por tu respuesta irracional, lo que sólo añade más munición a tu baja autoestima.


Ahora él está confundido. Un minuto es el mejor tipo del mundo y al siguiente es la mayor decepción. Sigue siendo el mismo gran tipo que conociste pero no sabe qué es lo que necesitas y no es su responsabilidad satisfacer todas tus necesidades.


La bomba de la verdad: ¡Tienes que satisfacer algunas de tus necesidades tú misma!


Tus actos de baja autoestima han hecho que ambos perdáis la fe en la relación. Le has hecho sentir inseguro y, si quiere terminar la relación, no es por tu apariencia o cualquier otra cosa que tengas en mente, es porque no puedes proporcionarle seguridad emocional, esa misma seguridad que buscas en él.


4.- La víctima


Ahora puedes hacerte la víctima. Crees que eres infeliz e insegura por su culpa. Pero tu inseguridad vive dentro de ti y la alimentas cada vez que te comparas con otras mujeres, con sus ex, con sus colegas femeninas, y cada vez que lo comparas con tus ex y te centras en sus malas acciones.

Mientras estés en el modo víctima, no hay nada que él pueda hacer. No creerás sus cumplidos, no apreciarás sus gestos, no confiarás en él. Incluso puedes llegar a poner a prueba su entrega a la relación porque no te sientes merecedora de su amor y dudas de sus intenciones, así que haces que te demuestre que te lo mereces.




5.- El sabotaje de 'Sólo tuve suerte'


Piensas tan poco de ti misma que no puedes creer que él esté realmente interesado y dedicado a ti. Así que todas esas discusiones son sólo una técnica de auto-sabotaje, una forma de probarte a ti misma que no eres suficiente y concederte el derecho de culparlo por no hacer lo suficiente.


Esto te da la oportunidad de convencerte a ti misma de que algo necesita ser arreglado y que ese algo que necesita ser arreglado es él, no tú. Así que, llegado este punto, puedes sabotearte a ti misma y terminar la relación con un gran tipo, cumpliendo tu profecía de que sólo tuviste suerte esta vez, para después replicarla en tu próxima relación.


O puedes continuar en el modo de baja autoestima: sintiéndote insuficiente, siendo una dadora sumisa y luego jugando a ser la víctima por ello, es decir, si él no termina la relación por ti.


Entonces, ¿cómo puedes mejorar tu autoestima para tener una buena relación de pareja o para mejorar la siguiente?


Cómo Mejorar la Autoestima para una Buena Relación de Pareja

Si quieres mejorar tu relación o encontrar una pareja con la que puedas tener una buena relación de pareja, el primer paso es amarte a ti misma. No puedes tener alta autoestima y sentirte bien contigo misma sin amarte a ti misma, a todo tu ser, tanto lo bueno como lo no tan bueno. En mi próximo artículo, compartiré contigo todo sobre el amor propio.


1.- Sé realista.


El caballero de brillante armadura pertenece a los cuentos de hadas, no a la vida real. A todas nos han alimentado historias infantiles de damiselas en apuros que han sido rescatadas y llevadas a una vida mejor por héroes infalibles. La verdad es que tú no eres ninguna damisela en apuros y él no es ningún héroe.


Ambos sois personas únicas y perfectamente imperfectas. Lo que importa es cómo manejáis vuestras propias imperfecciones y las de los demás para conseguir vuestro complemento perfecto.


Sed honestos, claros y abiertos sobre lo que esperáis de la relación y el uno del otro




2.- Exprésate


Como el héroe de la armadura brillante no existe y la mayoría de la gente no lee la mente, tienes que expresar tus necesidades. Él no puede proporcionarte lo que quieres si no sabe lo que es, ¡tienes que decírselo!


Independientemente de lo capaz y dispuesto que esté para darte la atención, el tiempo, el afecto, los elogios o lo que sea que necesites, le estás negando la oportunidad de hacerlo guardándote tus necesidades para ti misma. Mantén el equilibrio entre el dar y el recibir.


Y siempre recuerda que él no es omnipotente.


Habrá algunas necesidades que tendrás que satisfacer tú misma, otras que pueden ser cubiertas por tu familia y amistades y otras que sólo él puede atender.


3.- El problema es siempre "yo" no "tú".


Es inevitable que haya desacuerdos en cualquier relación, pero eso no significa que una discusión tenga que escalar y convertirse en una excusa para criticar, culpar y humillar a la persona que supuestamente amas. Esto sólo genera inseguridad y falta de confianza en ambos y en vuestra relación.


Siempre que te encuentres empezando una discusión, tómate un momento para evaluar si hay una causa real para ello o es sólo una excusa para evitar hablar del verdadero problema.


Luego habla de cómo TÚ te sientes en lugar de hablar de lo que ÉL hace o deja de hacer.


De esta manera no permites que el problema se agrave echándole la culpa a nadie, sólo estableces el hecho de cómo te hacen sentir ciertas cosas.


4.- Cambiar la crítica por el halago


Nadie es perfecto pero todos somos perfectamente imperfectos. Aprende a halagar a tu pareja más a menudo y también a ti misma. Reconoce sus cualidades más que sus acciones, hazle saber lo que valoras y admiras en él.


De la misma manera, reconoce tus logros y felicítate por ellos.


Observa qué cualidades te han permitido llegar donde estás y haz una lista de todos tus "suficiente" para recordarte cada día lo suficiente que eres.


5.- Eres merecedora


No es que simplemente tuviste suerte o embaucaste a alguien. Encontraste a un gran hombre que vio más allá de tus inseguridades y quiso darte lo mejor. Acéptalo y valóralo. Permítele que te muestre lo hermosa que eres en sus ojos para que puedas aprender a verte a ti misma de la misma manera.


Él no te necesita ni quiere que le demuestres constantemente que eres lo suficientemente merecedora de su amor o que busques su aprobación. Ya te lo ha dado y sólo quiere que lo aceptes.


Ni él ni nadie puede hacer esto por ti, sólo tú puedes aceptarte a ti misma y su amor por ti tal como eres. Tu autoestima no tiene que ver con él, sino con que te sientas bien contigo misma.



Resumiendo


La autoestima es el mayor problema que afecta a las relaciones. Mucha gente busca la validación en las relaciones para sentirse mejor porque no están contentas con ellas mismas. Pero eso sólo lleva a herirte a ti misma y a tu pareja.


Tu autoestima determina cómo dejas que los demás te traten y cómo tratas a los demás. Por lo tanto, es importante saber cuánto te conoces, amas y aceptas a ti mismo antes de tratar de amar a alguien más.


Sí, tienes que esforzarte en construir una buena relación, pero una gran parte de ese trabajo no tiene nada que ver con tu pareja y sí todo que ver con resolver tus propios conflictos y convertirte en tu mejor yo.



Si quieres mejorar tu relación o autoestima,

Reserva tu consulta GRATUITA

para descubrir cómo puedo ayudarte.

*Results cannot be guaranteed, moreover, results from individual testimonials are for reference only and your own personal experience may differ to those shown.

  • Facebook
  • Instagram
  • Pinterest

© 2020 by Lorena Gonzalez